Skip to main content

A nadie escapa ya que vivimos en una era dominada totalmente por la tecnología.

Es cierto que las nuevas tecnologías nos han facilitado en gran medida muchas facetas de nuestras vidas. Sin ir más lejos, los beneficios en el cuidado de nuestra salud general, llevada a un punto médico, son de reconocido y muy positivo alcance. Lo mismo sucede con las comunicaciones, o las aplicaciones en los trabajos diarios que nos permiten optimizar e implementar muchos aspectos.

¿Cuál es el problema entonces? ¿Existen situaciones en las que este uso, o la dependencia de estas nuevas tecnologías – redes sociales y Whatsapp por poner dos ejemplos de extrema actualidad – se ha convertido en una extrema dependencia para muchos usuarios?  ¿Se ha convertido el uso de la tecnología en una adicción?

Sin ir más lejos, según los datos del Diagnóstico de las adicciones en la población adolescente 2023”, elaborado por la Universidad de Murcia, cerca del 36% de los jóvenes muestra signos de dependencia a internet.

A continuación, vamos a profundizar en el origen de este uso adictivo de las nuevas tecnologías por parte de muchas personas y ver algunas pautas que nos ayudarán a detener el aumento de este uso desmedido.

¿Por qué se ha producido un aumento de las adicciones a las nuevas tecnologías?

En primer lugar, la adicción a la tecnología abarca una variedad de dispositivos y plataformas. Pensemos desde los propios teléfonos que todos llevamos en el bolsillo y de los que rara vez desconectamos durante el día, las peligrosas redes sociales, videojuegos o los recientes “streamings”.

Todos estos elementos, idealmente diseñados para mejorar nuestras vidas, han comenzado a tomar un papel dominante en nuestra rutina diaria, a veces en detrimento de nuestra salud mental, relaciones interpersonales y productividad.

Sin ir más lejos, algo que sucede a muchos, es buscar la gratificación casi automática a través del número de seguidores, reacciones a nuestras publicaciones y comentarios en las RRSS.

De igual manera que para muchas personas esto puede ser un mero entretenimiento, el número de casos en los que esta adicción termina en procesos depresivos aumenta de forma alarmante.

Además, las redes sociales, frecuentemente, generan una ansiedad por mostrar experiencias o información, lo que lleva a una conexión constante para no sentirse excluido.

Tampoco olvidemos que muchas plataformas y aplicaciones, están diseñadas para ser adictivas, utilizando técnicas de psicología y gamificación para mantener a los usuarios enganchados.

¿Cómo puedo limitar el uso de las nuevas tecnologías?

Seguro que muchos habréis visto en la televisión o leído en los periódicos como desde todos los sectores públicos cada vez hay una mayor conciencia e interés por frenar el uso desmesurado de los teléfonos móviles en los niños y adolescentes. Este no es un problema solo de la gente de menor edad, es un problema real, junto con el uso de otras muchas tecnologías, que afectan a personas de todo rango de edad.

Sea cual sea la edad, es importante siempre establecer unos límites y entender la necesidad de desconectar para dar paso a otro tipo de rutinas que, seguro, tendrán un impacto más positivo a todos los niveles.

A continuación, os dejamos algunas pautas que ha preparado nuestro equipo y que seguro que os ayudarán a reducir el uso de las nuevas tecnologías:

  • Establecer límites: Definir horarios específicos para el uso de dispositivos y aplicaciones puede ayudar a reducir la dependencia.
  • Practicar el desapego: Programar momentos libres de tecnología, como caminatas al aire libre o tiempo dedicado a hobbies, puede ayudar a desconectar.
  • Fomentar la conciencia: Reconocer los hábitos adictivos y sus consecuencias es el primer paso para cambiarlos. La educación y la autoevaluación son clave.

Busca apoyo si la adicción a la tecnología te está afectando en tu vida diaria

Como muchas otras adicciones, uno no siempre es consciente de ver esa adicción o, más allá, es incapaz de reconocerla a pesar de ser consciente de ella.

Tanto si es por recomendación de nuestro entorno como si somos conscientes de tener un problema al que le queremos buscar solución, frente a las adicciones es necesario ponerse lo antes posible en manos de un equipo profesional y especializado.

En la Clínica Dr. Muñoz llevamos más de 80 años atendiendo en Murcia a personas con problemas relacionados con su salud mental.

Durante los últimos años, nuestro equipo, además, se encuentra en constante evolución y aprendizaje para poder atender con la mayor garantía a los pacientes que presentan trastornos más recientes como es el propio de la adicción a la tecnología.

Os invitamos a visitar nuestra web o poneros en contacto con nosotros para conocer más la clínica y nuestros servicios.

No dudéis en contactar con nosotros si creéis que podemos ayudaros.